Incontinencia por esfuerzo ¿Qué es?

 La incontinencia urinaria durante mucho tiempo se convirtió en un tema tabú y que parecía que solo las personas de la tercera edad podían padecer. Sin embargo, dejando complejos e inseguridades a un lado, debemos saber que la incontinencia urinaria es mucho más común de lo que podemos imaginar.

Existen además diferentes tipos de incontinencia urinaria, las que son leves, moderadas  y graves y dentro de estas, diversos grados.

Entre la incontinencia urinaria más común y probablemente a la que más miedo social se le suele tener y la que mayor grado de inseguridad genera, es la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Pérdidas mientras ríes o estornudas

En este caso el problema es que los músculos que controlan el flujo de orina no pueden controlarse de la manera adecuada. Esto puede tener multitud de causas, pero entre ellas puede estar la falta de fuerza de los músculos del suelo pélvico.

La incontinencia se producirá por tanto en el momento en el que se realiza un esfuerzo, por leve que parezca como: estornudar, toser, hacer ejercicio, reír, hacer algún tipo de esfuerzo físico, etc.

Este problema puede deberse a los efectos secundarios de algunos medicamentos, el parto, algún tipo de lesión en la zona o en el caso de los hombres, algún tipo de intervención quirúrgica en la próstata.

Soluciones sencillas con ejercicios de suelo pélvico

Lo primero que tendremos que hacer si esto sucede es acudir al médico, aunque por norma general la manera de solucionar el problema suele ser el fortalecimiento del suelo pélvico mediante ejercicios Kegel, tratamientos médicos o en el caso de que el problema no tenga solución con ninguna de estas opciones, será necesaria la cirugía.

En cualquier caso y mientras se soluciona el problema, para mejorar la seguridad y la tranquilidad al salir a la calle y poder relacionarse sin miedos con el resto del entorno social, será necesario hacer uso de productos especiales de incontinencia que puedan protegernos.

Este tipo de productos además tienen multitud de tamaños y variedades que son muy discretos y que nos permitirán llevar una vida normal, sin necesidad de estar pendientes de este problema, hasta que el especialista pueda decirnos cuál es la solución definitiva.

Higiene, protección y la sensación de seguridad que nos aportarán estos productos mejorarán notablemente el problema y este dejará de convertirse en una auténtica pesadilla.

This entry was posted in Noticias On .

Comentarios

    There are no comments under this post.

Leave A reply