Ejercicios Kegel para hombres

Aunque los ejercicios Kegel son muy populares, la mayoría de la gente piensa que son exclusivos para las mujeres y el fortalecimiento del suelo pélvico. Sin embargo, el fortalecimiento del músculo pubocoxígeo se encuentra tanto en hombres como en mujeres y en ambos casos es necesario fortalecerlo.

 Al igual que sucede con las mujeres, una debilidad en este músculo puede provocar problemas de incontinencia urinaria, pero además puede provocar problemas en la erección masculina, descenso de la excitación sexual o disminución del placer en el momento de la eyaculación.

 

Mejora en las relaciones sexuales y en problemas de incontinencia urinaria

Para evitar todos estos inconvenientes por no tener el músculo pubocoxígeo fortalecido es importante practicar lo que se conocen como ejercicios Kegel.

Estos ejercicios son muy sencillos y podemos hacerlos en casa sin problema. Es necesario mantener ciertas rutinas con estos ejercicios para que los resultados sean los deseados.

 Uno de los primeros ejercicios Kegel podemos hacerlo sentados con las piernas separadas y las manos en las rodillas. A continuación nos inclinaremos hacia delante con la parte superior del cuerpo pero con la espalda recta y comenzaremos a contraer el músculo pubocoxígeo con fuerza sin hacernos daño. Mantendremos la contracción unos segundos y volveremos a relajar.

 

Los ejercicios Kegel deben realizarse de forma habitual

 Realizaremos series de 20 repeticiones y descansaremos unos 10 segundos entre cada repetición.

 Es importante que comprobemos si estamos utilizando los músculos del abdomen (algo que no nos servirá para mucho) o si realmente lo estamos haciendo con el pubocoxígeo. Para comprobarlo podemos poner la mano en el abdomen mientras realizamos la contracción. Si el abdomen se mueve, estaremos usando ese músculo y por tanto no estaremos haciendo bien los ejercicios Kegel.

Los ejercicios Kegel son bastante discretos por lo que podemos incorporarlos a nuestras rutinas diarias y aunque en un principio es probable que resulte más cómodo hacerlos sentados también pueden hacerse tumbados y de pie, por lo que podemos hacerlos mientras esperamos el autobús, estamos sentados en la oficina o viendo la tele.

Lo importante es crear una rutina para conseguir en algunas semanas que los problemas de incontinencia urinaria vayan corrigiéndose.

This entry was posted in Noticias On .

Comentarios

    There are no comments under this post.

Leave A reply